Subidas de las bases máximas de cotización para el 2023

La nueva Ley de los Presupuestos Generales del Estado para el año 2023 trae como novedad una subida de las bases de cotización.

Para ser más concisos, se fija un nuevo tope máximo de la base de cotización. Esta quedará establecida en 4.495,50 euros mensuales. Esto se traduce en un incremento del 7,92% con respecto al año 2022.

Por otro lado, el tope mínimo queda pendiente de la aprobación del nuevo salario mínimo interprofesional. La cuantía de dicho tope se calcula teniendo en cuenta el SMI vigente en cada momento. Para el cálculo, se establece un incremento en un sexto sobre el SMI.

¿Cómo quedán las bases?

Analizamos ahora los tipos de cotización en el Régimen General de la Seguridad Social durante el año 2023, que quedarán de la siguiente manera:

  • Para las contingencias comunes el 28,30%, siendo el 23,60% a cargo de la empresa y el 4,70% a cargo del trabajador.
  • Para las contingencias de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales se aplicarán los porcentajes de la tarifa de primas incluida en la disposición adicional cuarta de la Ley 42/2006, de 28 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2007, siendo las primas resultantes a cargo exclusivo de la empresa.

Reacciones:

Tras conocerse los datos sobre contingencias comunes, varios organismos han puesto en duda la viabilidad de estos presupuestos. Tanto del Banco de España como de la Airef y otras instituciones, ponen en duda su cumplimiento.

Incluso el Instituto de Estudios Económicos ha expresado su rechazo motivado por los elevados niveles de la presión fiscal empresarial, al tiempo que los califica de expansivos, inflacionistas y excesivamente optimistas, por lo que resultan poco creíbles, tanto en ingresos como en gastos.

Según el presidente del IEE, Iñigo Fernández de Mesa y su director general, Gregorio Izquierdo, en un contexto como el actual de importante desaceleración económica y de aumentos de los costes empresariales, califican de “error” incrementar los costes fiscales, ya que lastrarán tanto la competitividad como el empleo.

Elevada presión fiscal.

En el informe que han presentado hoy, la presión fiscal general alcanzará un máximo del 42,5% del PIB en 2023, al tiempo que la presión fiscal empresarial se fijará por encima del 11%, superior en cualquier caso al 10,3% de los niveles existentes antes de la pandemia y por encima de la media de la UE, que está por debajo del 10%. Medidas como las subidas en Sociedades y las cotizaciones sociales contribuyen a esta elevación.

Pero su crítica va más allá y califican de cortoplacistas las cuentas del próximo año, y que sobrestiman los ingresos públicos e infravaloran los gastos, careciendo de una estrategia de consolidación fiscal a medio plazo a pesar de un contexto en que las condiciones financieras empeorarán por la subida de los tipos de interés.

Así consideran que la evolución del gasto público refuerza la dinámica de la inflación, ya que algunas de las partidas de gasto corriente, como son las pensiones y el sueldo de los funcionarios, que aportan mayor contribución al crecimiento del gasto, están indexadas a la evolución del IPC. Es por ello por lo que se ejerce una mayor presión sobre la inflación a través de los efectos de segunda ronda y restan eficacia a las medidas adoptadas para la contención de los precios

Conclusiones

Desde la asesoría Rodríguez y Asociados os recordamos que nuestro departamento fiscal puede ayudarte a reducir la presión fiscal sobre tu empresa. Si quieres saber más al respecto, contacta con nosotros. Te ayudaremos.

Write a Reply or Comment