seguro-socios

¿Cuándo y cómo se reparten los dividendos entre socios?

¿Tu empresa reparte dividendos entre los socios? Tal vez a la hora de proceder al reparto de dividendos de tu sociedad te surjan algunas dudas como cuándo y cómo se reparten los dividendos, qué tipo de retención hemos de aplicar, si afecta al reparto que el socio sea una persona jurídica o si se ha de informar a los socios.

En primer lugar hemos de partir que legalmente cualquiera puede ser socio de una sociedad. Pueden serlo tanto las personas físicas como las jurídicas.

La participación que ostenta en la sociedad es lo que le otorga la condición de socio y el derecho a percibir dividendos en caso de acordarse un reparto de beneficios.

El dividendo es la parte del beneficio que se reparte entre los accionistas o socios de la sociedad.

Cauce legal para el reparto de dividendos

Normalmente los socios en la Junta General serán quienes aprobarán el reparto de beneficios.  Si la sociedad tiene beneficios lo normal es que a propuesta del Administrador (u órgano de administración) en la Junta General se decida sobre el importe del dividendo a distribuir.

Se pueden dar dos supuestos:

Que aun habiendo tenido beneficios se tengan resultados negativos de ejercicios anteriores. En estos casos los beneficios se tienen que destinar en primer lugar a compensar pérdidas. No se puede acordar reparto de dividendos si no se tiene un patrimonio neto positivo.

No se tengan resultados negativos de ejercicios anteriores. En estos casos se deberá destinar todo o parte de los beneficios en primer lugar a dotar las reservas:

La constitución de reservas, como forma de autofinanciación así como de cubrir posibles riesgos futuros que integran los fondos propios de la Sociedad, contribuyen a un fortalecimiento de su situación económica. El legislador contempla reservas de distinta naturaleza en función de su carácter disponible:

– Reserva legal u obligatoria (indisponible): por imperativo legal, una cifra igual al 10% del beneficio del ejercicio debe destinarse a la denominada “reserva legal” hasta que alcance el 20% del capital social. Esta reserva, mientras no supere dicho límite (20% del capital social), solo podrá destinarse a la compensación de pérdidas de ejercicios anteriores en el caso de que no existan otras reservas disponibles suficientes para tal fin.

– Reserva de Fondo de Comercio (indisponible): paralelamente a la anterior, el legislador contempla la dotación de un importe que cubra el 5% del fondo de comercio que aparezca en el activo del balance de la Sociedad; entendiendo por fondo de comercio un bien intangible e intransmisible integrado por varios elementos, tales como el nombre, la razón social, la clientela, etc., y que supone un mayor valor para la Sociedad. Para el supuesto en que no hubiera beneficios en el ejercicio o no en cuantía suficiente, se emplearán las reservas de libre disposición en todo lo que alcancen las mismas.

– Reservas estatutarias (disponibles previa modificación de los Estatutos Sociales): en este supuesto son los socios los que, voluntaria y estatutariamente, se obligan a reservar un porcentaje del beneficio social anual a aumentar los fondos propios; todo lo que pone de relieve la infinidad de posibilidades de adaptar los Estatutos Sociales a nuestra conveniencia. Cuestiones como la cuantía de la dotación y el importe a alcanzar deben estar  reflejados en éstos, de modo que a la hora de distribuir los beneficios deberá respetarse lo convenido, salvo que se proceda a una modificación estatutaria ulterior.

-Reservas voluntarias (de libre disposición): están constituidas por los beneficios dejados de distribuir entre los socios. Dicho de otro modo, podría entenderse como la hucha voluntaria de la sociedad, y como tal es disponible. Solamente aquellas empresas que tienen partidas de Investigación y Desarrollo (I+D) deberán incrementar las reservas voluntarias con cargo al beneficio de la Sociedad cuando no dispongan de reservas disponibles que cubran dichos gastos.

Una vez estén cubiertas las reservas podréis acordar en Junta General el destinar parte de esos beneficios a repartirlo como dividendos.

Obviamente si existen pérdidas no habrá lugar a repartir beneficios del ejercicio, dado que no ha habido.

El dividendo no es ni más ni menos que una fuente de remuneración de los socios o accionistas.

Reglas a respetar en el reparto de dividendos

Existen una serie de reglas que se deben respetar a la hora de repartir los dividendos:

– En primer lugar se deberá de acordar el citado reparto en Junta General. En la misma se determinará la forma del pago así como el momento. Si esto no se pacta, se entiende que el dividendo se abonará en el domicilio social en cualquier momento con posterioridad al acuerdo.

– El reparto se hará entre los socios en proporción a su participación en el capital social. No obstante si en estatutos se ha pactado otro tipo de reparto, se debe de respetar el mismo.

– Si en los estatutos habéis establecido un dividendo mínimo para determinadas participaciones, los poseedores de las mismas tienen prioridad. También tendrán privilegio estos dividendos preferentes a la remuneración para los administradores.

– Si estatutariamente habéis previsto una remuneración para los administradores, estos la cobrarán una vez cubiertas las reservas legales y estatutarias.

Si se efectúa cualquier reparto sin respetar las reglas anteriores, se deberá de restituir los mismos con el interés legal.

Retenciones en el reparto de dividendos

La retención a practicar para el año 2020 es del 19% sobre dicho dividendo.

Una vez cumplidas las reglas anteriores, si se decide pagar dividendos a los socios, no se debe olvidar que sobre los mismos hay que practicar una retención. La obligada a practicar la retención e ingresarla en Hacienda es la sociedad.  Hay que tener en cuenta que no a todos los socios se les practica retención, pues dependerá de quien sea el perceptor. Para saber a los socios que se les practica retención y a los que no, se debe tener en cuenta lo siguiente:

Persona física: Si el socio que cobra el dividendo es una persona física, se le practicará retención con independencia de cuál sea su porcentaje de participación.

Persona jurídica: Si el socio que cobra el dividendo es una sociedad con una participación inferior al 5%, la sociedad también deberá practicarle retención; Si el socio que cobra el dividendo es una sociedad con una participación igual o superior al 5%, la sociedad no deberá practicarle retención.  En estos casos la participación superior al 5% deberá de haberse mantenido durante el año anterior ininterrumpidamente; Si el socio que cobra el dividendo es una sociedad y os entrega un certificado que acredite que tiene derecho a la exención por doble imposición, no deberéis de practicarle retención.

¿Cuándo se ingresa la retención?

La retención se deberá declarar en la liquidación que corresponda al día en que el dividendo resulte exigible.

Cabe recordar que si no se dice nada en la Junta General, se entenderá que el dividendo es exigible a partir del día siguiente al que se acordó el reparto.

Businesswoman using digital tablet in lobby

La Inspección de Trabajo se pone seria con las horas extras y el registro de la jornada.

Desde el ministerio de trabajo, se ha tomado la decisión de empezar el año con buen pie, y nada mejor para ello que llevar a cabo una nueva campaña con la finalidad de detectar a todas aquellas empresas que no estén realizando de manera adecuada los controles de horario… y ya de paso, recaudar un poco mas a base de sanciones. Para realizar esta campaña, se van a centrar en dos puntos importantes de la nueva ley:

1. Por un lado, se van a intensificar los controles para los cumplimientos de las normativas sobre los tiempos de trabajo. Y sobre todo, se van a centrar mucho en el computo de cada hora extraordinaria, con un limite de 80 horas anuales. Y por supuesto, en el correcto pago de las mismas y como no podía falta, de su cotización.

2. En un segundo plano, se va a vigilar que las empresas cumplan con la obligación de llevar al día un registro de las jornadas y que respeten el derecho de información de los enlaces sindicales.

Por lo tanto, si eres empresario y tienes algún trabajador contrato, existe una nueva ley que te obliga a registrar el horario de tus empleados. Da lo mismo si estan contratados a jornada completa o a jornada parcial. Es mas, tienes que instalar ademas los sistemas necesarios para poder controlar y gestionar los tiempos de la jornada laboral. Esto significa que en todas las empresas debe existir un registro diario y no vale excusarse diciendo que nuestra empresa es pequeña. Y por supuesto, tampoco es excusa la actividad de la misma.

¿Qué empresas serán inspeccionadas?

Las empresa que van a ser investigas en un primer momento son las que cumplan los siguientes requisitos.

1. Tener un numero de trabajadores superior a 4 e inferior a 50.

2. Por sectores: Se van a investigar las que estén dentro de los siguientes:

2. Sector de actividad. Se seleccionarán empresas que ejerzan las siguientes actividades:

– Industria manufacturera (empezando por alimentación, textil y confección; industrias del calzado y cuero; las artes gráficas y sobre todo fabricación de muebles).
– Comercio en general, prestando especial atención al que ejerce al por mayor, pero también el minorista.
– Talleres de coches y motocicletas.
– Servicios financieros (excepto seguros y fondos de pensiones)
– Actividades sanitarias y de servicios sociales.

En el momento de la actuación de la Inspección, se va a poner especial énfasis en el cumplimiento de las obligaciones formales (la actividad de la empresa, su horario, la plantilla, etc, etc.), pero ademas se realiza una entrevista personal a los trabajadores y, pudiera llegar a darse el caso, de que se realice también al representante sindical.

Horas Extras

Hasta ahora, los trabajadores eran quienes debían acreditar que habían realizado alguna hora extra, en el momento de su reclamación. Esto ha sido cambiado.

A raíz de la Sentencia de la Audiencia Nacional de fecha 4 de diciembre de 2015, se establece como obligatorio el registro de las jornadas diarias de los trabajadores, con independencia de que sean empresas grandes o pequeñas.

Acciones a realizar rigurosamente a partir de ahora

1. Se ha de preparar cada día un registro de horas de cada trabajador, independientemente del tipo de contrato que tenga, ya sea a tiempo completo o a tiempo parcial y que realice alguna hora tanto extraordinaria como complementaria o que no haga ninguna.

2. El horario de trabajo deberá coincidir con las horas que refleja el contrato de trabajo, pues de lo que se trata aquí es de hacer desaparecer el fraude en las contrataciones y tener un control por parte de la Autoridad Laboral del exceso de jornadas ordinarias de trabajo.

El registro deberá estar cumplimentado y a disponible para la Inspección de Trabajo ya que lo solicitarán si os realizan una inspección. Además, llegado el día de la misma, el registro debe encontrarse actualizado y firmado y, como ya hemos comentado, coincidir el número de las horas reflejadas en el contrato. Además se debe conservar durante un tiempo de cuatro años.

Sanciones por incumplimiento

En caso de incumplimientos de esta obligación por parte de los empresarios: De comprobar la Inspección alguna infracción en los registros, los contratos de los trabajadores contratados a jornadas parciales se presumirán automáticamente a jornadas completas.

Si los incumplimientos se deben a una cuestión formal o documental se contemplarán multas de entre los 60 y 625 euros por un infracciones consideradas leves.

Si se da el caso de incumplir en materias de jornadas, las imposiciones de multas serían a partir de 626 euros pudiendo llegar a los 6.250 euros.

Igualmente, informamos de que Inspección de Trabajo puede exigiros los registros de las jornadas de cada trabajador y el justificante de entrega del control mensual de horario, aunque no se haya ninguna hora extraordinaria, ya que si no se cumple dicha obligación, el Organismo levantará Acta por Infracción en materia de Relaciones Laborales por incumplimiento de las obligaciones estipuladas en la Ley de Infracciones y Sanciones del Orden Social.

¿Cómo evitar las multas?

Para evitar las multas de la Inspección (que pueden ser de hasta 6.250 euros), se debe registrar día a día las jornadas de cada trabajador. Para ello:

El registro de la jornada debe ser diario e incluir el horario concreto de entrada y salida de cada empleado.

No es válido entregar un cuadrante horario o el horario de aplicación en tu empresa, ya que estos documentos se elaboran con carácter previo a la prestación de servicios. Es decir, no incluyen las horas efectivamente trabajadas en el período.

Información requerida (Modelos)

Llegado este punto resultará fundamental para los empresarios los registros del horario de las jornadas por lo que deberás disponer de unas plantillas para gestionar su control y hacer posteriores entregas a los trabajadores.

Las empresas son libres de elegir los modelos o tipos de registros que quieran para cumplir con estas obligaciones. Por ejemplo, los registros se pueden llevar de forma electrónica mediante un sistema de fichas (con tarjetas o huellas dactilares…). También se pueden llevar registros manuales con las firmas de los trabajadores.

Aunque no existen modelos oficiales los documentos deben contener la siguiente información:

– Identidad de la empresa.
– Identificación del trabajador.
– Especificación de la jornada de trabajo recogida en el contrato de trabajo.
– Detalle de las horas laborales, ordinarias y complementarias, realizadas y desglosadas por día efectivo de trabajo.
– Firma del representante legal de la empresa.
– Recibo del trabajador.

Registro de Horas para Contratos a Tiempo Completo (EXCEL)

Registro de Horas para Contratos a Tiempo Parcial (PDF)

Registro de Horas para Contratos a Tiempo Parcial (II) (EXCEL)

Nuevo Libro de Registro para Autónomos

Nuevo libro de registro para autónomos

Con la entrada del nuevo año, siempre se presentan los miedos a los cambios de normativas fiscales. Y el colectivo que más sufre las primeras modificaciones son las empresas y autónomos. Ya que con cada año se incrementan los costes de mantener la actividad a flote. Además se le suman los cambios relativos a impuestos y declaraciones, que hacen que el inicio del año sea un caos para autónomos y empresas.

En este post en concreto vamos a ver el nuevo libro de registro para autónomos.  Este cambio fue conocido a principios de marzo 2019, pero no fue hasta el 28 de junio de 2019 cuando se produjo su publicación en el BOE. A través de la Orden HAC/773/2019, que es la encargada de regular la llevanza de los libros registros en el IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas). Con fecha 1 de enero 2020 el autónomo se ve obligado  a indicar el NIF (Número de Identificación Fiscal), de la otra parte en las operaciones de ventas, ingresos, gastos y compras.

¿Estoy obligado como autónomo a llevar la contabilidad?

La respuesta es clara y simple, SÍ. Aunque no seas empresa el autónomo debe llevar su propia contabilidad y debe hacerse ordenadamente y ha de ser adecuada a la actividad que se desarrolla. El objetivos es poder seguir de manera cronológica las operaciones y así poder conocer la evolución del negocio y realizar balances e inventarios.

Es por esta razón que aunque la actividad sea por cuenta propia como autónomo, es obligatorio llevar los libros contables. Estos documentos se deben conservar por si en el futuro se llevara a cabo una revisión por la Administración. Se debe recoger en los libros la información económica y financiera periódicamente. Y ahora se le añade el nuevo libro de registro para autónomos.

papeleo

¿Cuáles son los autónomos afectados por esta obligación?

No son todos los autónomos los que se ven afectados por esta nueva obligación. Por ello se debe tener presente todos los requisitos a fin de conocer si se está afecto o no. La nueva orden afectará a los colectivos que a continuación se señalan:

  • Autónomos que estén acogidos o se acojan al régimen de estimación directa simplificada. En este caso, no importa la actividad empresarial o profesional que se esté desarrollando, pues afecta por igual a todas. Los autónomos que estén en este apartado, deben de llevar de manera obligatoria varios libros contables. Éstos son: el libro registro de ventas e ingresos, el de compras y gastos, el de provisiones de fondos y suplidos y el de bienes de inversión.
  • Autónomos que estén en estimación directa, que a su vez realicen una actividad profesional o empresarial y que ésta no tenga carácter mercantil de acuerdo con el Código de Comercio.
  • En el caso de los autónomos que se hayan decidido por el método de estimación objetiva, o lo que comúnmente es conocido como régimen de módulos. Esta nueva regulación sólo les afectará en el caso que realicen la deducción de las amortizaciones. En este caso, estaría afecto a la confección del nuevo libro de registro para autónomos. En este apartado también se incluyen las actividades las cuales determinen su rendimiento neto sea valorado según el volumen de las operaciones.
  • En cualquier caso, no estará afectado a esta nueva orden ningún autónomo que gestionen su contabilidad según indica el Código de Comercio.

Los nuevos plazos de las anotaciones en los libros contables

Con esta nueva normativa, existen unos plazos determinados para dejar constancia de los apuntes. Por tanto, antes de que finalice el periodo para realizar la declaración de ingresos de los pagos fraccionados, TODAS las operaciones que debieran registrarse, han de estar incluidas en los libros pertinentes a tal efecto.

Los plazos para presentar el nuevo libro de registro para autónomos, serán los siguientes. Entre el 1 y el 20 de los meses de abril, julio y octubre, en el caso de enero se facilitan unos días más y se alarga el plazo del 1 al 30 de enero del año siguiente.

calendar-1192688

Principales novedades

La novedad más importante que ha implantado la Agencia Tributaria con el nuevo libro registro de autónomos, es que se debe anotar en los nuevos libros el NIF (Número de Identificación Fiscal) de la contraparte de la operación.

Por tanto, si se emiten facturas simples, ya que no es necesario la identificación del destinatario, la anotación de manera individual de estas facturas podrá ser fácilmente sustituible por un asiento resumen diario. Ya que por la propia índole del negocio no se está obligado a identificar a cada uno de los destinatarios de la factura.

Recordemos que la factura simple es aquella que está pensada para la venta a particulares o consumidor final y que por lo tanto no es ni autónomo, ni empresa. Estas actividades pueden ser por ejemplo, las peluquerías, tintorerías o servicios de hostelería, que tienen una clara vocación en el cliente final.

Más información a tener en cuenta

Además de lo indicado anteriormente, otra novedad de cara al nuevo libro de registro para autónomos  es que se debe anotar la información relacionada con el IRPF. Por una parte, en el libro registro de ventas e ingresos, es necesario indicar el tipo de retención de IRPF.

Por otra parte, en el libro de compras y gastos, se debe anotar el importe total, el criterio de gasto deducible y toda la información que tenga que ver con la retención de la persona que nos emite la factura, si fuese necesario. Todo esto se realiza a fin de llevar correctamente  los gastos que son deducibles.

Lo más importante

A partir del 1 de enero de 2020 entra en vigor el nuevo libro de registro para autónomos. Todas las operaciones que se realicen después de esta fecha han de ajustarse a las directrices de la Agencia Tributaria, por lo que te aconsejamos que lleves rigurosamente los libros contables. Y recuerda, esta es una de las nuevas directivas que llegan del brazo con el nuevo año. Si no estás seguro de cómo hacerlo, no lo dudes, ponte en contacto con nosotros, nuestros expertos fiscalistas están a tu disposición para ofrecerte el mejor servicio.

Además te dejamos a continuación un link de las 5 razones más importantes, por las que necesitas un contable, no dejes de leerlo.

Calendario Laboral 2020

Calendario Laboral 2020

 

La Secretaría del Estado de Función Pública aprobó el pasado mes de Diciembre el calendario laboral 2020 de días inhábiles. De acuerdo con lo establecido en el artículo 30.7 de la Ley 39/2015, de 1 de Octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas. Resuelto el 27 de Noviembre de 2019, publicado en el BOE del 4 de Diciembre de 2019 y con las correcciones de errores del 11 de Diciembre del mismo año.

Pero primero vamos a ver que se consideran días inhábiles.

Calendario de días inhábiles

El calendario de días inhábiles es un documento importante, ya los plazos para la tramitación de los procedimientos administrativos, se sirven de este calendario. Es elaborado dependiendo su ámbito – si es estatal, autonómico o local- con sujeción al calendario laboral oficial.

Por lo tanto, se desprende que son días hábiles todos, a excepción de los domingos y festivos. Pero mucho cuidado con lo siguiente, desde la entrada en vigor de la Ley 39/2015, también se consideran días inhábiles los sábados, únicamente a efectos de cómputo de plazos.

En territorio nacional

En este caso, se consideran inhábiles los sábados, los domingos, así como también los días indicados como fiestas de ámbito nacional no sustituibles por otras festividades de las Comunidades Autónomas.

En territorio de las Comunidades Autónomas

Son los festivos determinados por cada Comunidad Autónoma. Los mismos se encuentran ubicados en el anexo de la resolución.

Los recogidos en los ámbitos territoriales de la Administración Local

Aquí se engloban los días que las diferentes Comunidades Autónomas establecen en sus calendarios de días inhábiles.

¿Cómo es el calendario laboral 2020?

new-year-4427195_1280

 

Se trata de un documento que toda empresa ha de tener visible a sus trabajadores, sin importancia del número de empleados o el tipo de actividad. Tanto si es una oficina, como un taller, ambas empresas deben de tener a disposición de sus trabajadores en un lugar de fácil acceso y reconocimiento, el calendario laboral del año en curso.

En dicho documento se debe incluir información completa y suficiente con referencia al horario de trabajo, los días de trabajo distribuidos anualmente, los festivos, los descansos semanales o entre jornadas y otros días inhábiles. Todo esto, teniendo presente siempre la jornada máxima legal, o en casos especiales, la pactada entre trabajadores o sindicato y empresa.

El calendario laboral 2020 debe ser el medio que los empleados puedan utilizar para consultar cuáles son los días que no se trabajará en la empresa. Adicionalmente se debe reflejar en dicho documento, el cambio de horario de jornada laboral. Un ejemplo de esto son las empresas que tienen un horario diferente en verano que en invierno. Por tanto, esta información también debe estar reflejada en el calendario laboral del año en curso.

Toda la información reflejada en el calendario laboral 2020 tiene por obligación que estar en concordancia con la regulación que todos los años realiza el Ministerio de Empleo y Seguridad Social de los días inhábiles a efectos laborales. Estos días han de ser retribuidos y no recuperables, además se han de añadir a este extremo los días establecidos por las Comunidades Autónomas  y por los Ayuntamientos.

Entre los días inhábiles Estatales, de la Comunidad Autónoma y de los Ayuntamientos, hacen un cómputo total de 14 días.

¿Cómo hacer un calendario laboral?calendar-1192688

En Internet podemos encontrar infinidad de plantillas para hacer el calendario laboral, que como hemos visto anteriormente, se trata de un documento obligatorio que debe estar visible a todos los empleados. Pero cuidado, si utilizas cualquier plantilla de Internet, puede que no reúna la totalidad de la información obligatoria, en cuyo caso, si realizan inspección laboral, este documento no estaría correcto y podría ser motivo de una multa de importante cuantía.

El representante legal de la empresa o autónomo empresario, antes de hacer nada con el calendario laboral 2020, debe de reunirse con la persona designada como representante de sus trabajadores. En esta reunión se debe definir entre ambos, la gestión más eficaz de los días festivos, así como los horarios que mejor se ajusten a ambos bandos, empresa y trabajadores.

Cómo hemos indicado anteriormente si la empresa tiene varios horarios a lo largo del año, también debe reflejarse. Por ejemplo, horario de verano e invierno, horario especial por festividades locales, fechas en las que se realice jornada continua, etc. Toda esta información debe estar recogida de manera adecuada en el calendario laboral 2020.

También se debe indicar en el calendario la distribución de los días de trabajo. Con especial atención cuando el horario de la empresa ordena trabajar los fines de semana o días especiales. Debe adicionarse sin perjuicio de lo anterior los días que sean festivos dentro del año natural. Para ello te recomendamos que consultes en fuentes fidedignas los calendarios oficiales de cada comunidad. Y así tener por seguro cuáles son los días festivos, para después, con dicha información poder gestionar los días que la empresa debe permanecer cerrada. Ya que deben estar recogidos también los días que se consideren de descanso o inhábiles según las exigencias de cada empresa.

Conclusión

Anualmente, todas las empresas se encuentran en la obligación de elaborar un calendario laboral. Se trata de un requisito imprescindible para cualquier empresa, sea cual sea el tamaño o la antigüedad de la misma.

Aunque parece algo sencillo, realmente es un proceso complejo si no existe experiencia previa en su confección. A lo largo del artículo, hemos facilitado toda la información necesaria para realizar de manera correcta el calendario laboral 2020. No obstante, si tienes dudas, no te la juegues, ya que tener mal confeccionado este calendario puede acarrear importantes multas o sanciones que pongan en riesgo la continuidad de tu negocio.

A continuación detallamos los 8 festivos estatales no sustituibles

1 de Enero (Año Nuevo), miércoles

6 de Enero (Epifanía del Señor), lunes

10 de Abril (Viernes Santo)

1 de Mayo (Fiesta del Trabajo), viernes

15 de Agosto (Asunción de la Virgen), sábado

12 de Octubre (Día de la Hispanidad), lunes

8 de Diciembre (Inmaculada Concepción), martes

25 de Diciembre (Natividad del Señor), viernes

Si has llegado hasta aquí es posible que también te interese leer cómo el asesoramiento laboral puede ayudar a tu empresa

pagar menos irpf copia

Pagar menos IRPF en 2020

Si eres de los que quiere minorar la factura fiscal el próximo año, no lo dudes esta información te interesa. Desde Rodríguez y Asociados siempre velamos por el bienestar de nuestros clientes, por lo que a continuación os dejamos varias ideas para pagar menos IRPF en 2020. No obstante, si así lo deseas, tenemos a nuestro equipo experto fiscal para ayudarte a solucionar esas dudas que siempre surgen de cara a final de año.

Comunica siempre los cambios que surjan en la unidad familiar

Si te has divorciado, si te han declarado una incapacidad, si has sido padre o madre…Es fundamental que informes al departamento de Recursos Humanos, ya que el IRPF es un impuesto personal y progresivo. Está sujeto a tu situación familiar, por lo que si cambia, has de comunicarlo, pues la retención se ajustará a este hecho.

Familia

Deducir gastos si eres autónomo

Siempre que seas autónomo puedes deducirte los gatos de estancia, transporte público, peajes y parking. Así como los gastos de electricidad, luz, telefonía e Internet si realizas la actividad desde tu casa. También los gastos de manutención de restauración y hostelería, pero ojo, han de pagarse por medios electrónicos. Esto son tarjetas débito/crédito/prepago o a través del móvil conectado a tu banco.

 

Prestaciones por maternidad

Recuerda que debido a la jurisprudencia creada, las prestaciones por maternidad no deben incluirse. Gracias a esta medida puedes pagar menos irpf en 2020.

 

No olvides incluir las deducciones autonómicas

Asegúrate de las deducciones fiscales a las que tienes derecho, según en la comunidad autónoma donde residas fiscalmente. Ya que existen deducciones de todo tipo, relacionadas las circunstancias personales y familiares. Cómo pueden ser, gastos escolares, gastos por nacimiento, abono de transporte público, ayuda doméstica, etc.

 

Venta de acciones

En general, si tus rendimientos son inferiores a 14.000 euros (o 22.000 euros si has tenido un pagador) no tienes obligación de declarar. No obstante, siempre y cuando no se cumpla con esta premisa, la venta de acciones se ha de declarar, aun teniendo pérdidas.

 

Intercambia parte de tu salario por beneficios en especie

Algunas retribuciones en especie están exentas de pagar IRPF, por lo que es una manera excelente de ahorrar en impuestos. Si puedes cambiar parte de tu salario por seguros sanitarios para ti y tu familia estarás economizando tu gasto fiscal.

 

Compensar las pérdidas y las ganancias

Aquí toca sacar la calculadora. Te recomendamos que compruebes las ganancias y pérdidas que hayas podido obtener a través de fondos de inversión o diferentes derivados financieros. Ya que se pueden compensar las pérdidas que hayas podido tener en un fondo, con otro en el que tengas ganancias. Así conseguirás pagar menos IRPF en 2020.

 

Donativos

Hacer donaciones tiene doble compensación. La primera que te llena la parte espiritual y la segunda, es que son deducibles para pagar menos IRPF en 2020. Además si todos los años realizas donativos a la misma entidad sin ánimo de lucro, la deducción puede ser mayor. Es posible deducir el 75% sobre los primeros 150 euros y un 30% sobre lo que exceda de esta cantidad. Y como te hemos dicho anteriormente, puedes deducirte hasta el 35% si hace 3 años que donas a la misma entidad y las donaciones han sido del mismo importe o superior cada año)

 

Si tienes 65 años y vendes tu casa

Atención al siguiente punto, pues es de vital importancia y puede reducir drásticamente el efecto fiscal y así pagar menos IRPF en 2020. Si vendes tu vivienda habitual y eres mayor de 65 años, la ganancia patrimonial estará exenta de tributar en tu declaración.

 

Aportaciones a partidos políticos y cuotas de afiliación

Tanto las aportaciones a los partidos políticos como las cuotas de afiliación tienen su deducción. En concreto el 20% de la aportación o cuota con un límite de 600 euros.

Aportaciones a tu plan de pensiones

Hasta 8.000 euros o el 30% de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas  en las aportaciones que realices a tu plan de pensiones facilitan pagar menos IRPF en 2020. Es  importante elegir el plan de pensiones adecuado, ya que no debemos olvidar que se trata de una inversión a largo plazo. Pero una inversión al fin y al cabo y las malas inversiones se pagan. Y lo que te ahorras por un lado, lo puedes perder por otro.

 

Alquileres

Si tienes una vivienda en alquiler, puedes deducir los gastos relacionados con el bien. Éstos pueden ser el IBI, los anuncios, la agencia, los seguros, etc. Así como los gastos de reparación y conservación. Existen límites asociados a los intereses de préstamos para la compra o mejora del inmueble.

Llave

Los enumerados son algunas de las deducciones que te harán pagar menos IRPF en 2020. Pero la Agencia Tributaria tiene un amplio abanico y casos específicos por los cuales puede minorar tu base imponible y el pago de tu impuesto de la renta. Deja tu tranquilidad en manos expertas, cuenta con nosotros para que te asesoremos de manera particular.

pagar menos impuesto de sociedades

Pagar menos Impuesto de Sociedades en 2020

Si hay algún impuesto donde es necesario un nivel mayor de conocimiento y entendimiento a nivel fiscal, éste es el impuesto de sociedades. Es de los más complejos de entender y completar correctamente, es por ello que si quieres pagar menos Impuesto de Sociedades en 2020, lo mejor es que cuentes con un asesor fiscal profesional. Ya que tienen una reglamentación específica y cualquier error de contabilidad imputado para pagar menos Impuesto de Sociedades 2020 puede conllevar multas y sanciones de alto importe. Por esto y por más, no pongas en riesgo el futuro de tu empresa y cuenta con los mejores asesores.

Pero ¿qué es el impuesto de sociedades?

El impuesto de sociedades es un impuesto que grava las rentas obtenidas por los entes jurídicos, así sean sociedades, asociaciones o fundaciones. Este impuesto se calcula en función de los beneficios obtenidos en el año inmediatamente anterior. Normalmente el año fiscal corresponde con el año natural, esto quiere decir desde el 01 de Enero al 31 de diciembre. Aunque en algunos casos, si así lo solicitas a la Administración Tributaria, te pueden autorizar a que tu año fiscal sea diferente.

 

 Tipos aplicables

En la actualidad contamos con diferentes tipos impositivos. Se determinan en base a ciertas circunstancias. A continuación enumeramos los más importantes.

  • Tipo general 25%: Muchas de las empresas se engloban aquí. Lo importante es que para pagar menos impuesto de sociedades en 2020 la Agencia Tributaria dispone de incentivos fiscales y gastos deducibles que permiten minorar tu base imponible.
  • Tipo del 20%: Aquí podemos incluir a empresas con base imponible desde 0 a 300.000€ y algunos tipos de cooperativas
  • Tipo del 15%: Aplicable a empresas de nueva creación. Durante los dos primeros años pueden acogerse a este tipo reducido.

Existen otros tipos menos frecuentes, para asociaciones y fundaciones. Así como también para fondos de inversión financieros y sociedades de inversión.

 

Requisitos imprescindibles para que los gastos sean deducibles

Los gastos que la Ley te permite deducir son todos aquellos relacionados con la actividad de la empresa. Aunque se ha de tener en cuenta que para que estos gastos se consideren deducibles y así pagar menos impuesto de sociedades en 2020 deben cumplir una serie de requisitos:

  • Los gastos han de estar convenientemente justificados. Esto quiere decir que siempre hemos de disponer de la factura, ticket, nómina o documento que justifique sobradamente dicho gasto.
  • Han de estar correctamente contabilizados. Ya bien sea en la cuenta de pérdidas y ganancias o en reservas si así le pertenece.
  • Los gastos incluidos han de imputarse en el mismo periodo impositivo en que se devenguen. Es por ello que si deseas pagar menos impuesto de sociedades en 2020, intenta disponer del mayor número de facturas hasta final de este año.
  • Todos los gastos deben estar correlacionados con un ingreso. Es decir, que ese gasto se realiza con el foco de obtener ingresos.

Dedo Arriba

¿Qué no me puedo deducir?

Existen varios gastos que no tienen la consideración de gastos fiscalmente deducibles para pagar menos impuesto de sociedades en 2020

  • Las retribuciones de los fondos propios de la sociedad. Esto son los dividendos, préstamos participativos de entidades pertenecientes al mismo grupo de sociedades, etc.
  • Los propios gastos derivados del impuesto de sociedades
  • Las multas y sanciones
  • Las pérdidas del juego
  • Amortizaciones y provisiones que excedan los límites marcados
  • Los gastos de actuaciones contrarias al ordenamiento jurídico
  • Los gastos que se han prestado desde paraísos fiscales. Salvo que pueda justificarse convenientemente
  • Los gastos desproporcionados derivados de extinciones laborales. En este epígrafe existen límites que han de tenerse en cuenta.
  • Los gastos de operaciones realizadas con personas o entidades vinculadas. Aquí también nos encontramos ciertas limitaciones.
  • Las amortizaciones que excedan los límites señalados en la Ley.
  • Los gatos financieros de deudas con entidades del grupo.
  • Los gastos por provisiones y planes de pensiones a tus empleados. Este gasto será fiscalmente deducible en el período impositivo en el cual se abonen.
  • Los donativos y liberalidades. Aquí se enfocan los gastos donde no se acredita su relación con la promoción de la actividad. Pero OJO….SÍ SERÁN DEDUCIBLES LOS SIGUIENTES
    • Los gastos de representación con clientes o proveedores. Con un límite del 1% del importe neto de la cifra de negocios
    • Los ajustados a los usos y costumbres relacionados con los empleados de la empresa. El ejemplo más típico es el de la cesta de Navidad.
    • Gastos de promoción de tu negocio ya sea directamente o indirecta

Gastos deducibles

Para pagar menos Impuesto de Sociedades en 2020, debes tener en cuenta todo lo anteriormente descrito. Que los gastos se correspondan con operaciones relacionadas con la actividad de la empresa. Que estén efectivamente contabilizados y correlacionados con la obtención de ingresos. Que estén debidamente justificados. Y sobre todo que no se trate de gastos no deducibles indicados en la Ley.

A continuación les detallamos un listado con los principales gastos, para pagar menos Impuesto de Sociedades en 2020:

  • Deducciones por incentivos a la inversión en actividades de investigación, desarrollo e innovación tecnológica (I+D+I)
  • Deducciones por gastos de formación profesional
  • Deducciones por creación de empleo y para trabajadores con discapacidad
  • Deducciones por conservación y mejora del medio ambiente
  • Deducciones por inversión en materia de edición de libros, producciones cinematográficas y gastos realizados en la producción y exhibición de espectáculos en vivo de artes escénicas y musicales

El impuesto de sociedades es de los impuestos más complejos que tenemos, así que si no quieres arriesgar el futuro de tu empresa, llámanos y te informaremos de cómo puedes pagar menos Impuesto de Sociedades en 2020. Siempre siguiendo escrupulosamente las leyes pero sin olvidarnos de nuestros clientes.

empresa-portada-video

Asesor para negocio

Asesor para montar un negocio

Montar un negocio siempre es una decisión arriesgada, pero aún lo es más si cabe, decidir con que asesor vas a contar para que te acompañe en tu andadura.

Así que si buscas un asesor para montar un negocio es importante que tengas en cuenta ciertos factores. Por ejemplo, los campos que abarca ya que no es lo mismo un asesor fiscal que un asesor laboral. La disponibilidad del mismo. Pero sobre todo que disponga de los conocimientos y experiencia necesaria para brindarte ese apoyo que tú más necesitas.

En Rodríguez y Asociados somos expertos en este campo y hemos ayudado a cientos de nuevas empresas a dar sus primeros pasos. Informando siempre a nuestros clientes de todas ayudas a su alcance así a como optimizar la contabilidad para mejorar sus rendimientos.

 

La gestión de tus finanzas

Si hay algo importante a la hora de buscar asesor para montar un negocio, es que la gestión de las finanzas es el pilar fundamental para que tu nueva empresa vaya por buen camino. Por esta razón cuenta siempre con profesionales con titulación específica y experiencia en el negocio.

Disponer de un asesor no es obligatorio y esta razón lleva a muchas personas y empresas a delegar esta tarea en individuos que no disponen de la formación necesaria. Por lo que un mal asesoramiento, puede poner en riesgo tu negocio con importantes sanciones de la Agencia Tributaria o Seguridad Social.

En Rodríguez y Asociados contamos con todos los servicios unificados en un mismo lugar, para una mayor comodidad a nuestros clientes. Les ofrecemos una experiencia completa al 100%, abarcando todas sus necesidades.

Nuestros servicios

Derecho tributario

El Departamento tributario ofrece servicios de asesoramiento en materia tributaria tanto nacional como internacional a empresas españolas, extranjeras y personas físicas, comprendiendo todos los campos del derecho tributario, permitiéndonos satisfacer las necesidades de nuestros clientes más exigentes, y asegurando una correcta aplicación de la normativa vigente y una idónea planificación tributaria según sus necesidades gracias al seguimiento personalizado de nuestros asesores fiscales.

20190430_113442_noticias_id9704_1_imagenHorizontal1

Servicios Jurídicos

Contar con un asesor para montar tu negocio que disponga de servicios jurídicos es fundamental. Tanto si tienes una sociedad, como si eres autónomo. Rodríguez y Asociados te ofrece asistencia en reclamaciones fiscales y administrativas, elaboración de estatutos o contratos internos entre socios, entre muchas otras.

Además te asesoramos y adaptamos tu negocio a la Ley Orgánica de Protección de Datos, requisito indispensable para que tu empresa cuente con todos los factores legales necesarios para montar tu negocio.

 

Servicios de asesoría contable y auditoría

La contabilidad es una de las patas de la mesa más importantes para una gestión óptima del negocio. Contar con profesionales en esta materia puede ayudarte a saber datos tan importantes como el retorno de tu inversión o el balance de ingresos – gastos en el día a día de tu empresa.

La Auditoría de cuentas anuales, obligatoria para aquellas empresas que cumplen determinados requisitos, comporta la verificación de la información financiera con el objetivo de emitir una opinión profesional independiente.

Nuestro Departamento Fiscal en coordinación con el contable realiza un seguimiento de los Estados Financieros y de los libros y registros contables al objeto de comprobar la utilización correcta y cumplimiento de las normas contables y de la información contenida en ellos al objeto de comprobar si los mismos reflejan la imagen fiel de la empresa.

 

Consultoría de Negocio, Finanzas, Reestructuración y Control de gestión y financiero

Cualquier reto está a nuestro alcance. Desde tus primeros pasos como empresario individual o societario a consultorías financieras que te ayuden a tomar las decisiones más adecuadas para tu negocio.

Contar con un asesor para montar un negocio y disponer de toda la información a tu alcance y agregada en un mismo lugar te facilitará el proceso de toma de decisiones estratégicas para tu negocio. Aquí somos especialistas, te asesoraremos para que tu empresa vaya por buen camino, adaptándonos a las contingencias legales y de mercado que se dispongan en el momento de la toma de las decisiones estratégicas.

Montaña monedas con monolito

 

Servicios mercantil y societario

El departamento de Mercantil y societario está especializado de manera integral en todas las áreas propias de la práctica mercantil, asesorando al empresario en los aspectos jurídicos relacionados con su actividad económica y cotidiana.
Disponer de un asesor para montar un negocio que sea especialista en asesorar a sus clientes,  valorar sobre qué forma jurídica se aconseja para el desarrollo de su actividad empresarial.

Asesoramiento laboral

Si los servicios de asesoría contable y auditoría, era la pata más importante de la mesa, está es la segunda. Nuestro departamento se encarga del asesoramiento laboral, nacional e internacional, consultoría de recursos humanos,  gestión laboral.

En Rodríguez y Asociados cuidamos de ti. Te informamos y tramitamos todas las subvenciones disponibles a las que puedes tener acceso. Contamos con una amplia experiencia en este sector.

 

Así que si buscas un asesor para montar un negocio, no te lo pienses más, llámanos y concertamos una cita. Podrás comprobar por ti mismo nuestro nivel de compromiso y experiencia en todos los campos que puedas necesitar.

Como elegir un buen asesor

Como elegir un buen asesor

Llega el cambio de año y además de los buenos propósitos para el 2020, también toca valorar el grado de satisfacción con nuestro actual asesor. Son muchas las empresas y autónomos que aprovechan el cambio de año fiscal para cambiar de asesor. Pero la pregunta es recurrente ¿cómo elegir un buen asesor?

Y es que contar con un buen asesor es imprescindible para que el negocio marche por buen camino. Un asesor debería ser ese socio consejero que nos brinda ayuda en el día a día de nuestra empresa y que la cuida como si fuera suya. En Rodríguez y Asociados nos ponemos en tu piel y te ayudamos en todos los aspectos de tu negocio. Sin olvidarnos de poner a tu disposición subvenciones y ayudas de las que pudieras participar.

20190228_115559_noticias_id9672_4_imagenHorizontal1

Decidirse por una asesoría u otra es una elección muy importante, ya que equivocarse puede salir muy caro. Una mala gestión por parte de un asesor puede derivar por ejemplo, en sanciones de la Agencia Tributaria o Seguridad Social. Y estas sanciones suelen ser de elevado coste para la empresa. Tanto que puede llegar a peligrar la subsistencia del negocio.
Pero entonces… ¿cómo elegir un buen asesor?

Para darle respuesta a esta pregunta se debe tener en cuenta varios tips que te harán más fácil la decisión.

Disponer de un asesor que te explique las cosas

Es una práctica habitual que tu asesor no te explique las cosas. Se limita a recoger la información que le llevas y a tramitar con celeridad tus requerimientos. Pues detrás de ti hay otro sin fin de clientes. En Rodríguez y Asociados esto no sucede, cada cliente es único. Disponemos de departamentos concretos para cada solicitud. Donde te explicaremos cuales son las mejores opciones a nivel, fiscal, laboral, etc. para que puedas tomar tus decisiones estratégicas con mayor facilidad.

Ordenador

Ten en cuenta tus prioridades

Si tienes un negocio en marcha, deberías dedicar tu tiempo a tu empresa y a su mejora continua, como puede ser incrementar tus ventas o tu número de clientes. Y no dedicarlo a la gestión fiscal o contable del negocio. Para saber cómo elegir un buen asesor es recomendable disponer en un mismo lugar de todo el staff que pueda ayudarte con tus gestiones.

Relación profesional asesor – cliente

Un buen asesor profesional debe involucrarse con el cliente y su empresa. Debe aconsejarte sobre todo aquello que considere útil para el crecimiento de su negocio y no únicamente a gestionar la contabilidad sin tomar partido. Un buen asesor debe ser un confidente, que escuche con atención los dilemas acaecidos en tu empresa y que te brinde soluciones.

Experiencia y formación adecuada

Este punto es muy importante. Las interioridades de tu empresa no debes dejársela a cualquiera. Elije un asesor cualificado con la formación adecuada para que pueda darte soluciones efectivas.
Debes saber que según la normativa española, no se exige titulación alguna, ni formación para ejercer como asesor. Por lo que ten mucho cuidado a la hora de cómo elegir un buen asesor. Ya que en muchos casos nos encontramos con personas que no disponen de la formación adecuada para brindarte un servicio de calidad.

Lo barato sale caro

El asesor es tu socio invisible más importante. Busca un buen asesor y no un asesor barato. Un buen asesor contará con formación específica y ha invertido su tiempo y dinero en ganar dichos conocimientos. Además los asesores deben estar al día de las novedades a nivel fiscal, mercantil y de todas las disciplinas contables, legales y financieras. En Rodríguez y Asociados contamos con departamentos especializados, donde existen expertos en cada materia que disponen de formación específica en el campo que desarrollan.

Monedas Euro

Finalmente

Después de los tips sobre cómo elegir un buen asesor, un punto muy importante que valorar antes de tu elección es iniciar una primera toma de contacto. Para así aclarar todas las dudas que puedas tener al respecto de los servicios, los plazos de entrega, el precio. Podrás comprobar de antemano la profesionalidad y dedicación que muestran hacia ti.
Por eso en Rodríguez y Asociados te invitamos a que nos pongas a prueba y nos conozcas. Para ello, rellena el formulario de contacto en el enlace a continuación.

Contacto

Refinanciación de empresas

Refinanciación de empresas

Cuando las empresas se ven amenazas por una situación de crisis, una de las cosas que pueden llevar a cabo para intentar salvar la empresa es la refinanciación. En Rodríguez y Asociados lo sabemos y por eso queremos ponerte al día de qué es una refinanciación de empresa, y cómo podría ayudarte a salvar tu negocio.

Qué es el Refinanciamiento Corporativo

El refinanciamiento corporativo es el proceso mediante el cual una empresa reorganiza sus obligaciones financieras mediante la sustitución o reestructuración de deudas existentes. Un refinanciamiento corporativo a menudo se hace para mejorar la posición financiera de una compañía, como resultado de las tasas de interés favorables, la mejora de la calidad crediticia, y en respuesta a opciones de financiamiento más favorables. También se puede hacer mientras una empresa está en apuros con la ayuda de una reestructuración de la deuda. Generalmente, el resultado de un refinanciamiento corporativo es la reducción de los pagos de intereses mensuales, términos de préstamo más favorables, reducción de riesgos y acceso a más efectivo para operaciones e inversiones de capital.

Desglose de la refinanciación de empresas

Uno de los mayores impulsores de la refinanciación de las empresas es el tipo de interés vigente. Las compañías pueden ahorrar significativamente refinanciando su deuda existente con deuda a una tasa más baja. Esta medida puede liberar efectivo para operaciones e inversiones adicionales que impulsen el crecimiento.

Refinanciamiento Corporativo y Emisión de Deuda

Cuando una compañía emite nueva deuda para retirar deuda existente, lo más probable es que reduzca sus pagos de cupones, que reflejan la tasa de interés actual del mercado y la calificación crediticia de la compañía. El resultado de un refinanciamiento corporativo es generalmente una mejora en su flexibilidad operativa, más tiempo y recursos de efectivo para ejecutar una estrategia de negocio, y una posición financiera general más favorable. Una forma en que una empresa puede lograr esto es llamando a sus bonos rescatables o rescatables, y luego volviéndolos a emitir a una tasa de interés más baja.

Otro factor que puede influir en el momento de la refinanciación de una empresa es si ésta espera recibir una entrada de efectivo de un cliente u otra fuente. Un flujo de entrada significativo puede mejorar la calificación crediticia de una empresa y reducir el coste de emisión de deuda (cuanto mejor sea la solvencia, menor será el cupón que tendrá que pagar).

Las empresas que se encuentran en dificultades financieras pueden refinanciar como parte de una renegociación de los términos de sus obligaciones de deuda. Una estrategia de refinanciamiento corporativo menos popular involucra el giro de una parte libre de deudas de una compañía y el financiamiento de esa subsidiaria. A continuación, la subsidiaria se utiliza para comprar partes de la matriz como descuento. Esta estrategia puede disuadir a los adquirentes potenciales.

Refinanciación Corporativa y Equidad

Las empresas también pueden emitir capital para retirar deuda. Esta puede ser una buena estrategia si las acciones cotizan cerca de los máximos históricos y la emisión de deuda sería comparativamente costosa debido a la mala calificación crediticia de la empresa o a las altas tasas de interés prevalecientes. La venta de capital para reducir la deuda tiene el efecto de mejorar la relación deuda/crédito de una empresa, lo que mejora sus perspectivas de financiación futura.

Costes de Refinanciamiento Corporativo

Ya sea que una empresa sea grande o pequeña, no hay costes insignificantes incorporados en el proceso de refinanciamiento. Las grandes empresas que pueden emitir deuda y capital deben contar con la ayuda de un equipo de banqueros y abogados para completar una financiación exitosa. Para las pequeñas empresas, existen cargos bancarios y de título, y pagos a banqueros, tasadores y abogados por una variedad de servicios.
En Rodríguez y Asociados contamos con un servicio de consultoría destinado, en uno de los casos, a la reestructuración de Una de las situaciones en las que se puede encontrar una empresa en crisis es en la de tener que refinanciar su deuda. Ponte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.

5 razones por las que su negocio necesita un contable

5 razones por las que su negocio necesita un contable

Uno de los servicios en los que contamos en Rodríguez y Asociados es el de asesoría contable, muy vinculado al área tributaria y muy necesario para todo tipo de empresas, pero sobre todo para las PYMES. ¿El motivo para contar con este tipo de servicios? Muy sencillo, el 80% de las PYMES fracasan en su primer año por tener una mala gestión financiera que se podía haber resulto contando con el asesoramiento adecuado.

Un informe reciente encontró que el 53 por ciento de los propietarios de pequeñas empresas no utilizan a un contable en absoluto. Y lo que es aún más chocante, el 27 por ciento de estos empresarios simplemente usan lápiz y papel para llevar un registro de sus finanzas. Aunque no debemos concluir que estos negocios son peores por no tener una asesoría que les lleve la contabilidad, no podemos subestimar la amplitud del conocimiento y la experiencia que, disponer de este servicio nos puede aportar.

La mayoría de la gente no repara sus coches en casa. En cambio, los llevan a un mecánico profesional que puede mantener las cosas funcionando sin problemas y detectar posibles problemas. Las pequeñas empresas necesitan la misma atención de un profesional. Un buen servicio de asesoramiento contable hace más que declarar impuestos. Ya que realizan tareas como la de evaluar las finanzas y crear un pronóstico a través del año para mantener un negocio en un estado saludable y próspero.

Puede ser desalentador dejar que un extraño entre en los detalles íntimos de cómo se maneja su negocio, especialmente si ha tenido problemas para manejar sus finanzas en el pasado. Por eso desde Rodríguez y Asociados, te invitamos a que vengas a conocernos y así puedas ver cómo te ayudaremos a alcanzar tus metas y cómo te ayudaremos a lograr el éxito a largo plazo. Con eso, aquí hay cinco razones por las que es importante tener un servicio como este en tu empresa.

1. Obtener todas las deducciones

Durante esta ajetreada temporada de impuestos, la mayoría de los dueños de negocios están pensando frenéticamente en cómo pueden maximizar sus deducciones. Sin embargo, para finales de año ya es demasiado tarde para influir en ello. Contando con el servicio de asesoría contable de Rodríguez y Asociados te ayudaremos a identificar fácilmente estas deducciones potenciales a lo largo del año y aconsejarte cómo tomar decisiones estratégicas para las deducciones de fin de año. Muchos propietarios de negocios se olvidan de hacer un seguimiento y rendir cuentas de artículos como la depreciación, los gastos de bolsillo y el espacio de oficina en el hogar. ¡No dejes dinero sobre la mesa!

2. Evitar una auditoría

Otra razón realmente convincente para contratar este tipo de servicios es la de evitar la temida auditoría, ya que una vez que se ha realizado dicha auditoría es muy difícil arreglar los problemas que se han detectado en ella. Por eso también ponemos a su disposición un servicio de auditoría en la que le ayudamos a tener todo los puntos en regla. Lo importante es recordar que una auditoría puede evitarse fácilmente si se obtiene la orientación y el consejo adecuado.

Hay muchas explicaciones de por qué se audita un negocio: desde demasiados errores en los formularios de impuestos, a ser demasiado “caritativo”, a excesivos castigos. Tanto con el asesoramiento contable como con el servicio de asesoría podrá ahorrarse muchos problemas futuros.

3. Ahorra tiempo y energía (¡y cordura!)

La mayoría de los empresarios piensan que un presupuesto apretado significa que no podrán permitirse contratar nuestros servicios. Pero si piensas en cuánto tiempo y esfuerzo inviertes en tratar de manejar tus finanzas por ti mismo (sin mencionar los posibles errores en los que podría incurrir durante la presentación de informes, y las pérdidas relacionadas con las malas decisiones financieras), los beneficios ciertamente superan el coste.

Como empresario, tu enfoque debe estar en la gestión de su negocio. Invertir en asesoramiento profesional te ayudará a mantener ese enfoque y, al mismo tiempo, lo mantendrá en el camino hacia tus objetivos comerciales.

4. Toma decisiones en tiempo real

Cuando preguntas a los dueños de negocios, a menudo te cuentan que les gustaría poder calcular fácilmente las consecuencias e implicaciones potenciales de hacer una gran compra de oficina o contratar más empleados. Tener este tipo de servicios te ayuda a presupuestar y monitorizar el flujo de caja de manera constante te permite navegar cualquier obstáculo que ocurra en tiempo real. Desde Rodríguez y Asociados siempre alentamos a los empresarios con los que trabajamos a adoptar un enfoque de colaboración con nosotros, que nos permita tomar decisiones de forma conjunta sobre la base de los datos más recientes y también aprovechar una relación consultiva que te ayudará a tomar decisiones empresariales cuando las necesite.

5. Planifica para el futuro

Finalmente, uno de los mayores beneficios de contratar los servicios de asesoramiento contable es el de obtener asesoramiento sobre cómo planificar para el futuro. Juntos, se pueden obtener informes de los meses anteriores y examinar la estacionalidad de un negocio. Hacer esto te ayudará, como empresario, a determinar el mejor momento para comprar inventario, y el presupuesto para inversiones de gran valor para que puedas seguir siendo competitivo y viable.

Como propietario de un negocio, te preocupas más a menudo por las operaciones cotidianas del mismo. Sin embargo, contando con este servicio, quien se encarga de gestionar la contabilidad, puede dar un paso atrás y mirar objetivamente el panorama general para encontrar la mejor manera de apoyar la longevidad de su negocio. La vida del dueño de un negocio puede ser aislante, especialmente cuando te quedas con un montón de recibos y facturas para contabilizar al final del mes o del año. No tiene que ser así. Como dice el refrán, “Muchas manos hacen el trabajo fácil”, en Rodríguez y Asociados pones a tu disposición nuestra habilidad y la experiencia para guiarte a través de tu viaje. Lo que te preparará para un éxito duradero.