5 razones por las que su negocio necesita un contable

5 razones por las que su negocio necesita un contable

Uno de los servicios en los que contamos en Rodríguez y Asociados es el de asesoría contable, muy vinculado al área tributaria y muy necesario para todo tipo de empresas, pero sobre todo para las PYMES. ¿El motivo para contar con este tipo de servicios? Muy sencillo, el 80% de las PYMES fracasan en su primer año por tener una mala gestión financiera que se podía haber resulto contando con el asesoramiento adecuado.

Un informe reciente encontró que el 53 por ciento de los propietarios de pequeñas empresas no utilizan a un contable en absoluto. Y lo que es aún más chocante, el 27 por ciento de estos empresarios simplemente usan lápiz y papel para llevar un registro de sus finanzas. Aunque no debemos concluir que estos negocios son peores por no tener una asesoría que les lleve la contabilidad, no podemos subestimar la amplitud del conocimiento y la experiencia que, disponer de este servicio nos puede aportar.

La mayoría de la gente no repara sus coches en casa. En cambio, los llevan a un mecánico profesional que puede mantener las cosas funcionando sin problemas y detectar posibles problemas. Las pequeñas empresas necesitan la misma atención de un profesional. Un buen servicio de asesoramiento contable hace más que declarar impuestos. Ya que realizan tareas como la de evaluar las finanzas y crear un pronóstico a través del año para mantener un negocio en un estado saludable y próspero.

Puede ser desalentador dejar que un extraño entre en los detalles íntimos de cómo se maneja su negocio, especialmente si ha tenido problemas para manejar sus finanzas en el pasado. Por eso desde Rodríguez y Asociados, te invitamos a que vengas a conocernos y así puedas ver cómo te ayudaremos a alcanzar tus metas y cómo te ayudaremos a lograr el éxito a largo plazo. Con eso, aquí hay cinco razones por las que es importante tener un servicio como este en tu empresa.

1. Obtener todas las deducciones

Durante esta ajetreada temporada de impuestos, la mayoría de los dueños de negocios están pensando frenéticamente en cómo pueden maximizar sus deducciones. Sin embargo, para finales de año ya es demasiado tarde para influir en ello. Contando con el servicio de asesoría contable de Rodríguez y Asociados te ayudaremos a identificar fácilmente estas deducciones potenciales a lo largo del año y aconsejarte cómo tomar decisiones estratégicas para las deducciones de fin de año. Muchos propietarios de negocios se olvidan de hacer un seguimiento y rendir cuentas de artículos como la depreciación, los gastos de bolsillo y el espacio de oficina en el hogar. ¡No dejes dinero sobre la mesa!

2. Evitar una auditoría

Otra razón realmente convincente para contratar este tipo de servicios es la de evitar la temida auditoría, ya que una vez que se ha realizado dicha auditoría es muy difícil arreglar los problemas que se han detectado en ella. Por eso también ponemos a su disposición un servicio de auditoría en la que le ayudamos a tener todo los puntos en regla. Lo importante es recordar que una auditoría puede evitarse fácilmente si se obtiene la orientación y el consejo adecuado.

Hay muchas explicaciones de por qué se audita un negocio: desde demasiados errores en los formularios de impuestos, a ser demasiado “caritativo”, a excesivos castigos. Tanto con el asesoramiento contable como con el servicio de asesoría podrá ahorrarse muchos problemas futuros.

3. Ahorra tiempo y energía (¡y cordura!)

La mayoría de los empresarios piensan que un presupuesto apretado significa que no podrán permitirse contratar nuestros servicios. Pero si piensas en cuánto tiempo y esfuerzo inviertes en tratar de manejar tus finanzas por ti mismo (sin mencionar los posibles errores en los que podría incurrir durante la presentación de informes, y las pérdidas relacionadas con las malas decisiones financieras), los beneficios ciertamente superan el coste.

Como empresario, tu enfoque debe estar en la gestión de su negocio. Invertir en asesoramiento profesional te ayudará a mantener ese enfoque y, al mismo tiempo, lo mantendrá en el camino hacia tus objetivos comerciales.

4. Toma decisiones en tiempo real

Cuando preguntas a los dueños de negocios, a menudo te cuentan que les gustaría poder calcular fácilmente las consecuencias e implicaciones potenciales de hacer una gran compra de oficina o contratar más empleados. Tener este tipo de servicios te ayuda a presupuestar y monitorizar el flujo de caja de manera constante te permite navegar cualquier obstáculo que ocurra en tiempo real. Desde Rodríguez y Asociados siempre alentamos a los empresarios con los que trabajamos a adoptar un enfoque de colaboración con nosotros, que nos permita tomar decisiones de forma conjunta sobre la base de los datos más recientes y también aprovechar una relación consultiva que te ayudará a tomar decisiones empresariales cuando las necesite.

5. Planifica para el futuro

Finalmente, uno de los mayores beneficios de contratar los servicios de asesoramiento contable es el de obtener asesoramiento sobre cómo planificar para el futuro. Juntos, se pueden obtener informes de los meses anteriores y examinar la estacionalidad de un negocio. Hacer esto te ayudará, como empresario, a determinar el mejor momento para comprar inventario, y el presupuesto para inversiones de gran valor para que puedas seguir siendo competitivo y viable.

Como propietario de un negocio, te preocupas más a menudo por las operaciones cotidianas del mismo. Sin embargo, contando con este servicio, quien se encarga de gestionar la contabilidad, puede dar un paso atrás y mirar objetivamente el panorama general para encontrar la mejor manera de apoyar la longevidad de su negocio. La vida del dueño de un negocio puede ser aislante, especialmente cuando te quedas con un montón de recibos y facturas para contabilizar al final del mes o del año. No tiene que ser así. Como dice el refrán, “Muchas manos hacen el trabajo fácil”, en Rodríguez y Asociados pones a tu disposición nuestra habilidad y la experiencia para guiarte a través de tu viaje. Lo que te preparará para un éxito duradero.

Disolución de sociedades mercantiles

Disolución de sociedades mercantiles

En Rodríguez y Asociados contamos con un departamento de Mercantil y societario, especializado en cualquier área dentro de la práctica mercantil. En el asesoramos en cualquier aspecto jurídico relacionado con la actividad económica o cotidiana de la empresa. Dentro de uno de los problemas que te puedes encontrar como empresario es el caso de la disolución de sociedades mercantiles. Por eso, en este post queremos ayudarte a comprender un poco mejor, qué puede llevarte a esta situación.

¿Qué se entiende por disolución de sociedades?

Se entiende por disolución de sociedades a la primera fase que se lleva a cabo cuando se quiere proceder al cierre de una empresa, aunque no siempre que se empieza un proceso de disolución de sociedades se llega a una extinción de la misma. Como ya hemos dicho, esta es la primera fase. Las dos siguientes serán la liquidación y el cierre o extinción, de las que hablaremos en otra ocasión. La encargada de regular todo lo relacionado con disolver sociedades mercantiles es la Ley de Sociedades de Capital. Una sociedad mercantil puede disolverse de pleno derecho o por disolución voluntaria.

Disolución de pleno derecho y disolución voluntaria

El Artículo 360 regula la disolución de pleno derecho en los siguientes casos:
“1. Las sociedades de capital se disolverán de pleno derecho en los siguientes casos:
a) Por el transcurso del término de duración fijado en los estatutos, a no ser que con anterioridad hubiera sido expresamente prorrogada e inscrita la prórroga en el Registro Mercantil.
b) Por el transcurso de un año desde la adopción del acuerdo de reducción del capital social por debajo del mínimo legal como consecuencia del cumplimiento de una ley, si no se hubiere inscrito en el Registro Mercantil la transformación o la disolución de la sociedad, o el aumento del capital social hasta una cantidad igual o superior al mínimo legal.
Transcurrido un año sin que se hubiere inscrito la transformación o la disolución de la sociedad o el aumento de su capital, los administradores responderán personal y solidariamente entre sí y con la sociedad de las deudas sociales.
2. El registrador, de oficio o a instancia de cualquier interesado, hará constar la disolución de pleno derecho en la hoja abierta a la sociedad.”

En el caso de la disolución voluntaria solo hará falta que la Junta General esté de acuerdo.

Causas de una disolución

El Artículo 363 recoge las causas por las que una sociedad capital deberá disolverse:
“a) Por el cese en el ejercicio de la actividad o actividades que constituyan el objeto social. En particular, se entenderá que se ha producido el cese tras un período de inactividad superior a un año.
b) Por la conclusión de la empresa que constituya su objeto.
c) Por la imposibilidad manifiesta de conseguir el fin social.
d) Por la paralización de los órganos sociales de modo que resulte imposible su funcionamiento.
e) Por pérdidas que dejen reducido el patrimonio neto a una cantidad inferior a la mitad del capital social, a no ser que éste se aumente o se reduzca en la medida suficiente, y siempre que no sea procedente solicitar la declaración de concurso.
f) Por reducción del capital social por debajo del mínimo legal, que no sea consecuencia del cumplimiento de una ley.
g) Porque el valor nominal de las participaciones sociales sin voto o de las acciones sin voto excediera de la mitad del capital social desembolsado y no se restableciera la proporción en el plazo de dos años.
h) Por cualquier otra causa establecida en los estatutos.”

Efectos de una disolución

Una vez llegados a un acuerdo sobre la disolución, esta se debe inscribir en el Registro Mercantil y se publicará en el Boletín Oficial del Registro Mercantil. En cuanto a la persona jurídica, es decir, la institución que tiene los derechos y obligaciones, permanecerá intacta y tampoco se extinguirá el vínculo jurídico entre socios y accionistas. En este momento entra en juego la segunda fase, que es la fase de liquidación de sociedades. Se llevará a cabo el cambio en la denominación social y un cambio en las actividades que realiza la empresa, es decir el objeto. Por último, los administradores de la sociedad cesarán en ese mismo momento su actividad y pierden su cargo, pasando a ser liquidadores.
Ante cualquier duda, en Rodríguez y Asociados contamos con un gran equipo de profesionales especializados en el ámbito mercantil y que te ayudarán en el proceso de la disolución de sociedades.

todo sobre la sanción disciplinaria

Todo sobre la sanción disciplinaria

En Rodríguez y Asociados hemos hablado varias veces que, dentro de una empresa el factor humano es muy importante, es decir, los empleados. Por eso, dentro de nuestro servicio de gestión laboral, podrás encontrar ayudas de Régimen disciplinario entre las que se encuentran las cartas de despido, amonestaciones y en este caso las sanciones disciplinarias. Si no conocías la existencia de este tipo de sanciones, sigue leyendo.

Sanción disciplinaria ¿qué es?

La sanción disciplinaria es la acción que la empresa o empleador puede iniciar de manera formal contra un empleado, si tiene inquietudes sobre su trabajo, conducta o ausencia. De esta manera la empresa manifiesta que no está de acuerdo con algún tipo de conducta que el trabajador está llevando en sus funciones laborales. Por supuesto este tipo de medidas tienen que estar justificadas y la empresa debe conocer los límites. Esta medida se toma para disuadir a los empleados de posibles malas prácticas en el ámbito laboral, más que con el fin de castigar.

Formalizar una sanción disciplinaria

La ley o el convenio colectivo deberán ser los encargados de cualificar la conducta del empleado como falta. Sin embargo, antes de tomar ninguna acción disciplinaria formal o de despedirlo, la empresa puede tratar de plantear el asunto de manera informal con el empleado si es una falta leve.
En el caso de las faltas graves o muy graves, el Estatuto de Trabajadores recoge que deben ser notificadas al empleado por escrito haciendo constar la fecha y los hechos por los que se le están interponiendo este tipo de sanción. En estos casos el empleado tiene derecho a una audiencia disciplinaria en la que se le dé la oportunidad de explicar su versión de la historia. Así lo garantiza la ley que establece una apertura de un expediente contradictorio. En esta audiencia también podrá haber declaración de testigos y se podrán aportar pruebas.

La decisión

Si el trabajador piensa que la acción disciplinaria tomada en su contra es injusta, puede apelar. Para ello deberá escribir a la empresa diciendo que está apelando y el motivo de la apelación. De entre las decisiones que la empresa puede tomar se encuentran las siguientes:

  • La de no tomar ninguna medida
  • Apercibimiento por escrito
  • Advertencia final
  • Descenso de categoría o impedir el ascenso
  • Destitución

También puede ser cualquier otra cosa que pueda resolver el problema, por ejemplo, un acuerdo para mediar con un compañero de trabajo con el que haya tenido problemas personales.

Tipos de conductas sancionables

Existen diferentes tipos de sanciones en función del tipo de falta que haya cometido el empleado. Este tipo de faltas van desde las falta leves hasta las faltas muy graves. Entiendo por faltas leves, por ejemplo las siguientes:

  • Que el empleado llegue tarde al trabajo de manera aislada
  • El abandono ocasional del puesto de trabajo sin una justificación
  • Algún tipo de distracción o descuido que no tenga consecuencias graves
  • La falta de higiene personal del trabajador
  • Faltas leves de respeto hacia sus compañeros o superiores.

Entre las faltas graves encontramos, por ejemplo las siguientes:

  • Acumulación de faltas leves anteriormente mencionadas
  • La acción de fichar por otro compañero o firmar por él
  • En el caso de tener personas a su cargo, abusar de su poder con ellos

Entre las faltas muy graves se recogen, por ejemplo las siguientes:

  • Llegar de manera constante ebrio al trabajo y que esto repercuta al mismo
  • Estar trabajando mientras se está de baja
  • Maltrato físico o verbal a sus compañeros o al empresario y a sus familiares

La sanción interpuesta irá en función de la conducta cometida, sin embargo en este último caso o en cualquier caso de falta muy grave se llevará a cabo el despido disciplinario. Ésta es la decisión unilateral que toma el empresario para finalizar el contrato con uno o varios empleados. En los casos de despido disciplinario el trabajador no tendrá derecho a indemnización. Desde Rodríguez y Asociados ya hemos explicado qué es una sanción disciplinaria para que, si eres una empresa puedas interponerla, en caso justificado a un empleado. Ahora vamos a explicar qué medidas puedes tomar, si eres un empleado sancionado.
En primer lugar si recibes una notificación de sanción por escrito debes firmarla como “no conforme”, en caso contrario, estarás admitiendo los hechos. En el momento en que la firmas como no conforme se empezará el proceso judicial. Sin embargo, en algunos casos, la ley recoge que, antes de llegar al juzgado se haya intentado llegar a un acuerdo entre ambas partes en una llamada fase de conciliación. En caso de no llegarse a un acuerdo, entonces se irá a juicio. El empleado tiene la opción de defenderse el mismo o contar con una figura que lo represente. Tanto si eres una empresa o empleador como si eres un empleado debes entender muy bien el contexto en el que se puede desarrollar una sanción disciplinaria. Además, en el caso del trabajador, puede repercutir en su trayectoria profesional futura.

El pacto de no competencia tras finalizar un contrato

El pacto de no competencia tras finalizar un contrato

¿Es la primera vez que escuchas a cerca de este concepto? En Rodríguez y Asociados vamos a explicarte en que consiste.
Este pacto o cláusula de no competencia que refleja en un contrato es aquel por el cual, una persona contrae la obligación de, una vez finalizado su contrato, no competir en ciertos mercados con la empresa para la que trabajaba. En él se compromete a no vender o prestar ciertos servicios que impliquen competir con la empresa para que han durante un tiempo y territorio determinado.
Cuando se desempeña un trabajo se adquieren ciertos conocimientos y experiencias. Este pacto de no competencia, que está regulado por el art. 21 del Estatuto de Trabajadores y que está vinculado a un contrato firmado por ambas partes, busca evitar la no competencia. Con el fin de evitar que este pacto quede o pueda quedar anulado, desde Rodríguez y Asociados te contamos los requisitos:

  • La duración de este pacto no puede sobrepasar los dos años en el caso de trabajadores titulados y los seis meses para el resto de los empleados.
  • El interés comercial por parte del empresario debe tener un efectivo interés comercial o industrial que pueda ser justificado para que se cumpla dicho pacto. Es decir, que el incumpliendo de dicho pacto pueda perjudicar a la empresa y por ello se pueda prohibir la actividad.
  • La compensación a nivel económico debe ser la adecuada para el trabajador. Puesto que el trabajador no va a tener que prescindir de trabajar en ciertos sectores, limitando así su oportunidad de encontrar un trabajo, se debe preservar la estabilidad económica de éste una vez finalizado el contrato.

El Estatuto de los Trabajadores no acoge ni cuantía ni forma de pagos, por lo que deberán ser trabajador y empresa quienes acuerden estos términos dentro del propio contrato. Sin embargo, la jurisprudencia si contempla lo siguiente:

  • Un pago de cuantía fija todos los meses hasta que finalice el contrato. Con el fin de que esta fórmula pueda ser válida deberá constar la antigüedad que el empleado ha generado durante su empleo así como la cantidad de dinero que ha percibido por esta cláusula.
  • Indemnización tras finalizar el contrato. Esta podrá ser prorrateada durante el tiempo que dure la prohibición o al comienzo o fin de esta. También puede darse finalizado cada trimestre natural dentro del periodo que ambas partes hayan pactado.

¿Cuándo se puede acordar dichos pactos?
Éstos pueden acordarse en cualquier momento, dentro de la duración del contrato laboral y no podrá ser desestimada por ninguna de las partes. En caso de que ésta quede al arbitrio de una sola de las partes, se considerará como un pacto nulo. Desde Rodríguez y Asociados advertimos que, si el empresario no cumple con las obligaciones pactadas con el trabajador, deberá obtenerse una resolución judicial que le libere de las obligaciones adquiridas pero esto no impedirá reclamar el pago de lo acordado.
En caso de ser el trabajador quien incumpla el pacto, el empresario deberá acreditarlo. En caso de existir una cláusula penal, el trabajador deberá devolver el dinero recibido por parte de la empresa y una indemnización por daños y prejuicios. En caso de que dicha cláusula penal no exista, serán los jueces quienes impongan reintegrar las cantidades en proporción del tiempo en el que se ha incumplido el pacto.
En Rodríguez y Asociados nos encargamos de asesorarte en materias de incumplimiento de cláusulas o de contratos.

Dos nuevas ayudas del Gobierno sólo para mujeres emprendedoras

Dos nuevas ayudas del Gobierno sólo para mujeres emprendedoras

Las mujeres no tendrán excusa para emprender un negocio con estas dos subvenciones. Si eres mujer y te gustaría emprender un negocio, desde Rodríguez y Asociados te queremos contar las nuevas medidas que ha aprobado el Gobierno para facilitarte esta tarea.
A últimos del pasado año 2018, se aprobó por parte del Consejo de Ministros el llamado Plan de Choque por el Empleo Joven 2019-2021. En él se recogen dos ayudas dirigidas exclusivamente a mujeres que quieran emprender un negocio.
Con el fin de que las mujeres en situación de desempleo decidan hacerse empresarias se han propuesto una serie de incentivos. Con esto se pretende mover la economía y que las mujeres se sientan más apoyadas a la hora de emprender cualquier tipo de negocio. Las medidas llevadas a cabo han sido las de poder capitalizar las ayudas que estas mujeres reciben por desempleo para que puedan iniciar proyectos empresariales, así como poniendo a su disposición a asesores especializados en el sector empresarial para que les ayuden a despegar. De entre las materias en las que les podrán asesorarán estarán la de creación de un plan de negocio y la de monitorización. En el momento en el que se justifique que el proyecto puede funcionar, ya se podrá acceder a las subvenciones que el Gobierno ha puesto en marcha para fomentar todo proyecto de autoempleo que necesite una inversión inicial de capital.
El caso de la mujer rural
Además, tanto las administraciones locales como los Servicios Públicos de Empleo pondrán en marcha acciones para formar a las mujeres jóvenes de los entornos rurales. Esta formación será sobretodo en TIC y sectores tecnológicos. Todo ello con tutores y la posibilidad de aprender de forma online. Para ello intervendrá tanto Servicios Públicos de Empleo como Diputaciones para poder llevar a cabo y conjuntamente este tipo de programas que han sido impulsados por el Comisionado del Gobierno para el Reto Demográfico. Con tal de incentivar y promover el trabajo de mujeres autónomas que se encuentran en ámbitos rurales, se crearán fórmulas como la tarifa plana reducida en la cotización de la SS.
Desde Rodríguez y Asociados contamos con un servicio de asesoramiento laboral y asesoramiento en subvenciones. Cuenta con nosotros para informarte y asesorarte sobre cualquier tipo de ayuda que el Gobierno ponga en marcha para facilitar que tu negocio despegue.

EL CONCEPTO DEL FALSO AUTÓNOMO

El concepto del falso autónomo

Quizá hayas oído hablar sobre el concepto del falso autónomo, si no es así en Rodríguez y Asociados te contamos qué es un falso autónomo y a qué tipo de personas hace referencia.Cuando un trabajador es obligado por parte de su empresa a darse de alta en la Seguridad Social como autónomo, pero debería de estar dado de alta como trabajador por cuenta ajena, se le denomina falso autónomo.

Cómo descubrir a un falso autónomo

Se puede detectar a un falso autónomo cuando se dan indicios como:

  • Retribución, haciendo referencia ésta a una prestación laboral durante un largo periodo de tiempo por parte del cliente.
  • Ajenidad, que es cuando se realiza una actividad que beneficia a un tercero, siendo este quien asume riesgos y costes de producción.
  • Dependencia, o relación de subordinación en la que un autónomo recibe órdenes por parte de la empresa, usa las instalaciones de ésta o tiene un horario fijo.

Falso autónomo vs Autónomo dependiente

Desde Rodríguez y Asociados queremos diferenciar entre la figura del falso autónomo y el autónomo dependiente. El segundo no está sujeto a los criterios anteriormente mencionados aunque la gran mayoría de sus ingresos (el 75%) dependan de una misma empresa. En el caso de éste TRADE o autónomo dependiente, es el mismo quien debe utilizar sus propios medios, debe organizar su trabajo y ha de asumir los riesgos de la actividad que realiza.

Penalizaciones por contratar falsos autónomos

Aunque creamos que contratando un falso autónomo podemos ahorrarnos un dinero. En este caso los costes de tener contratado a alguien por cuenta ajena y que debe pagarse a la Seguridad Social. Las sanciones que podemos sufrir son:

• Grado mínimo: de 3.126 a 6.250 euros.
• Grado medio: de 6.251 a 8.000 euros.
• Grado máximo: de 8.001 a 10.000 euros.

Lo que está claro es que, si la Seguridad Social registra que una empresa tiene a un falso autónomo contratado, obligará a la empresa a pagar todas las cuotas atrasadas durante el tiempo que esta persona y el recargo puede ser de entre el 100 y el 150 por ciento.

Tipos de contratos de trabajo en España

Tipos de contratos de trabajo en España

En una relación laboral entre empresa y trabajador, lo más importante que encontramos es el contrato. En Rodríguez y Asociados queremos informaros de los tipos de contratos que existen en España. Es muy importante definir bien el tipo de contrato para no tener problemas en un futuro. El contrato debe definir muy bien tanto los datos de la empresa como el trabajo, el horario, el salario y la duración de tiempo del mismo para que le quede constancia al trabajador. Las diferentes reformas laborales llevadas a cabo en nuestro país, han generado estos tipos de contratos.

1. Contrato indefinido

Se trata de un contrato liquidado sin límite de tiempo. La Ley establece que “todo contrato se considerará celebrado indefinidamente y a tiempo completo a menos que se demuestre la naturaleza temporal o a tiempo parcial de los servicios”. Los contratos celebrados mediante fraude y los contratos de duración indeterminada que superen la duración máxima de la contrataciónn temporal se considerarán también contratos de duración indeterminada”.

Este es el principal contrato tipo y el tipo que pretende ser más estimulado, aunque las estadísticas sobre el empleo muestran que sigue siendo el menos utilizado.

Existen diferentes tipos específicos de contratos de duración indeterminada:

Contrato fijo de temporada. Se trata de un contrato indefinido (sin duración concreta) y característico de servicios que, aunque fijos, no cubren todo el año. Por lo tanto, el trabajador sólo presta sus servicios durante varios meses al año (por ejemplo, trabajos estacionales).

Contrato de trabajo indefinido para trabajadores con discapacidad. Este tipo de contrato se utiliza más ampliamente para diferenciarlo del empleo de trabajadores que tienen su plena capacidad funcional. Está previsto para trabajadores con un grado mínimo de discapacidad del 33% o superior.

Contrato indefinido de apoyo a emprendedores. La idea es facilitar un empleo estable y fomentar las iniciativas empresariales de empresas con al menos 50 trabajadores. Estos contratos tienen siempre una duración indefinida a tiempo completo. Existen ciertos incentivos fiscales para la empresa (deducciones en el tipo impositivo y en la cuota de la Seguridad Social).

2. Contrato de formación y aprendizaje

El objetivo de este tipo de contratos, es la cualificación profesional de los trabajadores mediante un sistema que combina de forma simultánea una actividad remunerada en una empresa con una actividad formativa en el marco del sistema de formación profesional para el empleo o el sistema de educación. El objetivo es la cualificación profesional de los trabajadores.

Este contrato es para trabajadores mayores de dieciséis años y menores de veinticinco, sin una cualificación profesional reconocida por el sistema de formación profesional para el empleo o el sistema educativo, que establezca un contrato de prácticas para el puesto u ocupación objeto del contrato. No se aplicará el límite de edad cuando el contrato se establezca con personas discapacitadas o con grupos en situación de exclusión social.

La duración mínima del contrato será de un año y la máxima de tres años (con excepciones) y, una vez expirado el contrato, el trabajo no se contratará con arreglo a este enfoque, a menos que el tipo de formación especificado en el nuevo contrato tenga por objeto obtener una cualificación profesional diferente.

El tiempo de trabajo efectivo, que debe ser compatible con el tiempo dedicado a actividades de formación, no será superior al 75% durante el primer año ni al 85% durante el segundo y tercer año del máximo de horas de trabajo diarias. Se prohíben las horas extraordinarias, los trabajos nocturnos o los trabajos por turnos.

La remuneración se establecerá teniendo en cuenta el tiempo de trabajo efectivo y de acuerdo con lo establecido en el convenio colectivo, pero nunca podrá ser inferior al salario mínimo interprofesional garantizado en proporción al tiempo de trabajo efectivo.

3. Contrato de prácticas

Su objetivo es proporcionar al trabajador la experiencia laboral adecuada en relación con los estudios realizados por el trabajador (título universitario o diploma de formación profesional).

No pueden transcurrir más de cinco años desde el final de los estudios, y el trabajo debe permitir al trabajador obtener la formación profesional adecuada para los estudios que ha realizado.

La duración del contrato no podrá ser inferior a seis meses ni superior a dos años. La retribución será la cantidad fijada para los aprendices y no podrá ser inferior al 60% o al 75% -durante el primer o segundo año del contrato- del salario fijado por convenio para los trabajadores que realicen el mismo trabajo o uno similar. La cantidad no puede estar por debajo del salario mínimo nacional.

4. Contrato de obras o servicios

Es un contrato establecido para la realización de una obra o prestación de un servicio distinto de la actividad de la empresa. Su ejecución, aunque limitada en el tiempo, tiene, en principio, una duración desconocida que corresponde al tiempo establecido para la ejecución de una obra o servicio que no puede durar más de tres años.

Puede ser un contrato a tiempo parcial o a tiempo completo y, en cualquier caso, a la terminación del contrato, el trabajador recibirá una compensación equivalente a la parte proporcional de la cantidad resultante del pago de doce días de salario por cada año de servicio.

5. Contrato temporal por circunstancias de la producción

Su objetivo es atender las necesidades circunstanciales del mercado, la carga de trabajo acumulada o el exceso de pedidos, incluso siendo la actividad normal de la empresa. Tiene una duración máxima de seis meses dentro de un período de doce meses, aunque puede prorrogarse por convenio colectivo.

En el caso de que el contrato temporal se establezca por un período inferior a la duración máxima establecida, podrá ser prorrogado por acuerdo de las partes una sola vez, y la duración total no podrá superar la duración máxima.

Se aceptan los tipos de jornada completa y parcial y, en todo caso y una vez finalizado el contrato, el trabajador recibirá una compensación equivalente a la parte proporcional de la cantidad resultante del pago de doce días de salario por cada año de servicio.

En Rodríguez y Asociados contamos con un servicio de asesoría laboral. En ella nos encargamos de redactar de manera óptima los contratos para cada uno de los trabajadores de tu empresa y asesorarte sobre qué tipo de contrato es el mejor para la situación de cada uno de ellos.

asesoramiento laboral

Cómo el asesoramiento laboral puede ayudar a tu empresa

Uno de los servicios que ofrecemos como asesoría en Rodríguez y Asociados y por ello queremos explicarte cómo este servicio puede ayudar a mejorar tu empresa. Pues contar con éste puede evitarte sanciones y te hará crear una imagen de empresa más seria y profesional.

En toda empresa existen trabajadores que desempeñan una labor. Todos ellos, sin importar si tienen un cargo mayor o menor, están amparados por el ordenamiento español. La relación que une a la sociedad mercantil con su empleado se llama relación laboral. En esta relación ambas partes tienen tanto derechos como obligaciones que deben cumplir con el otro. Las empresas por su parte deben velar por que sus empleados estén contentos, sientan que se les valora y que tienen un respaldo por parte de la empresa. Y por parte del trabajador debe desempeñar su empleo de manera eficaz y para conseguir el máximo beneficio para la empresa.

El primer paso: el contrato

Desde Rodríguez y Asociados sabemos que éste es el primer punto y uno de los más importantes que debemos tratar dentro de nuestra función como asesores legales. Como está claro para que una empresa funcione, necesita trabajadores y éstos trabajadores están vinculados a la empresa a través de un contrato que regula entre otras cosas sus condiciones laborales, horario y salario.

El primer aspecto dentro del contrato es su durabilidad. Hoy en día los contratos se dividen en contratos indefinidos, contratos temporales y contratos formativos. Cada uno de ellos varía en su duración en el tiempo, entre otras cosas. La labor que desempeñamos desde Rodríguez y Asociados en este caso es la de valorar qué tipo de contrato se adapta mejor a cada situación. Además de dar a conocer a las empresas los incentivos que pueden obtener por contratar a jóvenes en formación, personas con discapacidad, etc y así promover la contratación.

Tras elegir el contrato o tipo de contratos que necesita cada empresa, redactarlos tal y como exige la Ley es otra de las funciones que realizamos en la asesoría. Con el fin de que el trabajador decida si el contrato es conveniente o no debe contener toda la información: entre ellos debe incluir el salario que va a percibir, cuánto durará el contrato, la cantidad de horas que trabajará a la semana, el puesto que desempeñará dentro de la empresa y todo la información a cerca de la empresa en la que va a trabajar (NIF, domicilio social, razón social, etc). En Rodríguez y Asociados queremos hacer especial hincapié en que el contrato debe ajustarse a la perfección a la legalidad y estar correcto en su totalidad, pues de lo contrario, podría acarrear a la empresa muchos problemas futuros.

La Seguridad Social y Hacienda

Toda empresa tiene a su lado dos grandes acompañantes: La Seguridad Social y hacienda. Con el fin de tener una buena relación con ambas y evitar multas o sanciones, es necesario conocer todo lo que nos piden y ceñirse a sus exigencias. Si bien es cierto que como autónomo ya conocerás la estrecha relación que se tiene con la Seguridad Social, esta relación se consolida aún más cuando se tiene a personas contratadas pues hay que pagar por los empleados unas cuotas establecidas y deben pagarse en el tiempo y la forma que nos pide la Seguridad Social.

Cada vez que se contrata a un nuevo trabajador, hay que tener en cuenta las exigencias de la Seguridad Social para poder dar de alta a esta persona en los plazos exigidos. Del mismo modo a la hora de dar de baja a un empleado. Y de todo esto nos encargamos en Rodríguez y Asociados, con el fin de que tu empresa desempeñe su función cumpliendo lo estipulado por la Seguridad Social.

La peor parte: El despido

Despedir a un empleado no es plato de buen gusto para ninguna empresa. Aunque el principal afectado es el empleado quien dejará de trabajar y de percibir un salario, es el empresario quien deberá comunicárselo, siendo un trago amargo.

No se puede despedir a un empleado así por que sí. Hay diferentes tipos de despidos y debe ceñirse de manera legal y demostrable a alguno de éstos: El despido disciplinario (debido a un incumplimiento grave por culpa del trabajador, el despido objetivo (se extingue el contrato debido a causas económicas, técnicas u organizativas) y el último es el despido colectivo (que es cuando el despido objetivo afecta a más de una persona dentro de la misma empresa).

A la hora de despedir a un empleado hay que ceñirse muy bien al ordenamiento jurídico. Un despido que no se ha hecho de forma correcta puede traer muchos problemas a la empresa si es llevado a los juzgados. Si el veredicto resulta en contra supondrá pagar una indemnización mayor a la que realmente corresponde, así como pagar el proceso judicial. En Rodríguez y Asociados te ayudamos a llevar a cabo cualquier despido con el fin de evitar este tipo de situaciones.

La inspección de trabajo: no tengas miedo

Si la visita del Inspector de Hacienda suele ser incómoda aunque sepamos que está todo en regla, la visita del inspector de trabajo resulta igual de incómoda. Es imposible que todo esté perfecto. La amplia y compleja normativa hace que sea imposible que algún aspecto pueda habérsenos pasado por alto. Sin embargo hay dos puntos que son esenciales y los que más se miran en una inspección: la materia de seguridad laboral y el cumplimiento de las condiciones pactadas en los contratos. De no cumplir estos dos puntos, la empresa será sancionada. Aunque la inspección es totalmente aleatoria y puede que jamás llegue es muy importante poner mucho cuidado en el cumplimiento de la Ley. En Rodríguez y Asociados te ayudamos a tener todo en regla desde el minuto uno de vida de tu empresa, para que, llegue cuando llegue el inspector, puedas estar tranquilo.

Por una empresa sin accidentes laborales

En el ámbito laboral, evitar que se produzcan accidentes. No solo por los daños capitales que puede provocar si no por los posibles daños humanos. Es imposible evitar que pasen accidentes laborales, pero hay que intentar evitarlo con todas las medidas de seguridad. El empresario debe cumplir con la ley que regula la prevención de accidentes. Y en caso de que se produzcan saber cómo actuar de forma rápida para evitar daños mayores.

Por ello tener una buena política de prevención de riesgos laborales es básico. En caso de una inspección de trabajo se valorará, en caso de accidente, si se ha debido a una imprudencia del trabajador o a una mala política de prevención por parte de la empresa. En el segundo caso, la empresa será multada.

La subvención: tu gran aliado

En Rodríguez y Asociados nos encargamos de la búsqueda de ayudas públicas que potencien tu negocio. No todas las empresas quieren recibir este tipo de subvenciones. Sin embargo, recibir una subvención implica una responsabilidad. Aunque el dinero no hay que devolverlo hay ciertas obligaciones con el Estado o la Administración que da las ayudas. Por ello hay que conocer muy bien las bases y los requerimientos para no ser sancionados y cumplir muy bien con lo solicitado.

Potenciar un clima laboral óptimo

Un buen clima laboral consigue que los empleados estén contentos y desempeñen mejor su trabajo. Esto se traduce en que sean más productivos y se obtengan más beneficios en la empresa. Las formas de mantener a los trabajadores felices son muchas entre ellas están: la flexibilidad en los horarios, la posibilidad de compatibilizar la vida familiar y la laboral, que se reconozca el trabajo que desempeñan.

Desde Rodríguez y Asociados te ayudamos a encontrar la mejor manera para que tus trabajadores estén satisfechos y contentos en su trabajo. Además nos encargamos de gestionar materias como: pensiones, jubilaciones o excedencias. Las vacaciones, es un tema delicado y que marca la diferencia entre una empresa que coordina las vacaciones de manera equitativa y que beneficie a todos y una que no. Por ello, contar con asesores laborales hará que tu empresa funcione mejor, tus trabajadores estén más contentos y que te ahorres mucho dinero.

las aptitudes de la asesoría 2.0

Las aptitudes de la asesoría 2.0

Las asesorías creen que la tecnología supone un cambio cultural

Las Asesorías consideran que el desarrollo de las nuevas tecnologías ha provocado un cambio en la cultura dentro de su sector. Desde Rodríguez y Asociados vamos a intentar aportar un poco de luz a este enunciado y a contaros cuáles son estos cambios culturales dentro de las asesorías que hemos denominado 2.0.

Los estudios recientes reflejan que el sector de los despachos y las asesorías han sufrido un cambio cultural potenciado por un cambio en las peticiones de clientes y del mercado. Este estudio que se ha realizado en todo el mundo refleja que, en muestreo país, el 91% de los despachos encuestados considera que ha habido un cambio cultural. Tan solo un 9% negó haber notado ningún cambio en el sector. Este cambio cultural lo achacan a las nuevas tecnologías y a la revolución digital, las cuales han hecho que se cambien los paradigmas en la contratación, en la manera de ofrecer sus servicios y en la aceptación a incorporar nuevas tecnologías en este sector.

Cambios 2.0

Para que se pueda llevar a cabo este cambio y que los clientes 2.0 esté satisfechos los empleados deben adaptarse. Esto pasa porque se considere contratar perfiles muy distintos a los que se venía contratando. Perfiles que no tienen por qué estar formados en competencias del sector. Este tipo de perfiles deben tener habilidades digitales que permitan llevar a la empresa a la evolución necesaria para cumplir con las expectativas de los clientes. Todo ello con el fin de no perder clientes frente a una competencia que puede que ya se haya adaptado a las nuevas tecnologías. Estos nuevos cambios digitales, estos nuevos perfiles que deben contratarse, llevan a las asesorías a reconocer que el perfil del trabajador de contabilidad ya no será suficiente para conseguir el éxito frente a los competidores. Por ello las habilidades de los trabajadores deberán estar al día de lo que demanda el mercado para poder competir y ofrecer un mejor servicio. Si no fuese posible incluir en la empresa nuevos talentos deberá ser compromiso de todos los que ya trabajan en ella el adaptarse a estos tiempos. Aunque esto sería lo ideal, la realidad es que solo el 30% de las empresas de asesoría en nuestro país cuentan con esta política de diversidad e inclusión y menos del 23% han modificado las políticas con las que contaban y siguen trabajando de la misma manera.

La importancia del servicio contable

Si bien es cierto que muchos despachos saben que están llegando cambios que afectarán al futuro y que deben empezar a prepararse para recibirlos y poder ser competentes, el servicio estrella sigue siendo el relacionado con la gestión de contabilidad. Este es el que más predomina en los porfolios de las asesorías y despachos de abogados en todo el mundo. Servicios como el asesoramiento empresarial está en auge. Pero lo más importante es que casi el 90% de los encuestados reconoce que debe producirse un adaptación a las nuevas tecnologías con el fin de ser competitivos a nivel internacional. Más del 50% asegura que se ahorra tiempo y se mejora la productividad con la tecnología y la otra mitad está esperando incorporar aplicaciones de inteligencia artificial cuando vean los beneficios para el sector.

En Rodríguez y Asociados estamos al día de las últimas novedades en asesoría para ofrecer a nuestros clientes el mejor servicio.

Puntos importantes de la contabilidad en España

Puntos importantes de la contabilidad en España

Uno de los servicios que llevamos a cabo en Rodríguez y Asociados es la asesoría contable. En este servicio ofrecemos asesoramiento a cerca de muchos puntos, entre ellos el de los principios y normales que rigen el plan general de Contabilidad en nuestro país. Por eso en este post queremos aportar información sobre qué son esos principios contables y cuáles son los principales.

¿Qué son los principios contables?

Los principios contables son una serie de normas básicas cuyo cumplimiento es obligatorio y que deben formar parte de la contabilidad de una empresa para reflejar de manera fiel el patrimonio, la situación financiera y los resultados de la misma. En nuestro país la contabilidad se rige principalmente por seis principios.

¿Por qué los inversores deben conocer esta información?

Esta información puede ayudar a los inversores a la hora de decidir si invierten o no en un proyecto, empresa,etc. Es importante que se conozcan estos principios, sobretodo en el momento de presentar información contable a los inversores.
El Plan General Contable de nuestro país informa que estos principios contables deben de cumplirse de manera obligatoria por parte de aquellas empresas que presentan sus cuentas anuales.

Principio de devengo

Las transacciones, ingresos, gastos o cualquier hecho económico se registrará en el ejercicio en el que realmente se proceden, es decir, que deberán registrarse en el momento que ocurran sin importar la fecha en la que se cobren o se paguen.
Principio de uniformidad
El principio de uniformidad es una norma contable que significa que una empresa, una vez decide aplicar un criterio contable, ha de seguir el mismo mientras no cambien las condiciones que le llevaron a adoptarlo.

Principio de prudencia

Este principio exige que todo hecho económico deba contabilizarse de manera prudente si hay cierta incertidumbre. Esto quiere decir que no se pueden contabilizar beneficios futuros. Además obliga a que los riesgos sean contabilizados en las cuentas anuales. Se pueden contabilizar en la memoria o catalogarlos como futuras pérdidas en caso de que se detecten riesgos de sufrirlas.

Principio de no compensación

No se podrá compensar partidas del activo, del pasivo ni de gastos o ingresos, tal y como dictamina esta norma. Además se valorarán por separado los elementos que integran las cuentas anuales. Con esto se consigue reflejar la contabilidad de forma más extensa y por lo tanto más real que si no existiese este principio.

Principio de importancia relativa

Esta es la norma que habla de cuándo y cómo deben ser aplicados el resto de principios según el caso. Según el Plan General de Contabilidad, se podrá no aplicar de manera estricta algunos de los principios anteriormente mencionados cuando su importancia tanto cuantitativa como cualitativa no sea especialmente relevante y sus consecuencias no afecten a la fidelidad de lo reflejado en las cuentas anuales.

Conflicto entre principios

Puede darse el caso de que algunos de estos principios entren en conflicto. Para este caso el Plan General Contable nos ofrece una solución. Esta solución consiste en aplicar el principio que vaya a hacer que las cuentas anuales sean lo más fieles posibles.